© 2018 by Ministerio Cristiano RenovaSión .

  • Twitter Classic
  • Google Classic

V.E.R. - VIDAS EN RENOVASIÓN

DESCARGA EL ALTAR DE LA SEMANA
Registro V.E.R. 
CLICK AQUI
Descarga la planilla de registro V.E.R. con ella llevarás el control de asistencias y peticiones de oración, un grupo de intercesores estará orando semanalmente por tu hogar y miembros registrados.

Descarga la lección de la semana

Lección 11 - 2018 - LA OFRENDA QUE QUITA LA PLAGA

March 27, 2018

 

El libro de Levítico es llamado la Ley de los Sacerdotes, nos describe las funciones del sacerdocio y los deberes de Israel como pueblo escogido y apartado por Dios para servirle; aunque fue dado al Israel natural de Dios, es aplicable en toda su simbología al sacerdocio del nuevo pacto. De acuerdo a la primitiva tradición, la educación del niño judío comenzaba con las enseñanzas de este libro ya en él se desarrollan las enseñanzas sobre los principios de la santidad de Dios y de cómo vivir una vida santa, a lo cual ellos le daban especial importancia. Este libro nos enseña en sus primeros capítulos sobre cómo ofrendar a Dios.

 

Ofrendar es recordar el amor y la bondad de Dios para con su pueblo. Dios enseñó a Israel cómo hacerlo y con qué hacerlo. Estas leyes para sacrificios u ofrendas fueron dadas por Dios a Moisés. La ley moral la entregó a su pueblo bajo el terror de la montaña que humeaba, ardía y temblaba, más la ley medicinal del pecado, la dio desde el propiciatorio, las ofrendas allí ofrecidas eran parte del servicio o culto de honor a El y se la daban como a Él le agradaban. De esa misma manera debemos ofrendar hoy, que nuestra ofrenda agrade a nuestro Dios.  Dios les pedía lo mejor, Levítico 1:3. ¿cómo es tu ofrenda para Dios? La ofrenda debía ser presentada en el altar del holocausto de bronce a la puerta del santuario, éste santificaba la ofrenda. Cristo, quien es el altar y la puerta, santifica la ofrenda. Los momentos más incómodos en las iglesias son cuando llega el momento de la ofrenda, desconociendo el valor que ella tiene. Con la ofrenda recordamos el valor y el amor de Dios para con nosotros.

 

No puedes seguir con el mismo nivel de ofrenda, la guerra financiera se libra sembrando cada vez más. A mayor siembra mayor cosecha. La ofrenda no se improvisa, el pueblo iba al altar preparado con su ofrenda y con alegría porque en el acto se liberaba algo sobre el pueblo. La ofrenda te libera. Todo lo que está retenido se rompe a través de una ofrenda. Nuestra ofrenda es la manifestación material o evidencia exterior de cuanto amamos a Dios y a su obra.

 

El animal era sustituto o representante del que ofrecía la ofrenda, de ahí que nuestra ofrenda representa nuestra vida o sustituye lo que somos. El ofrendante con sus manos transfería a Dios todos los derechos de esa propiedad. La actitud de nuestro corazón define el olor y la representación de la ofrenda. Tu ofrenda te representa. David dijo: no daré a Dios ofrenda que no me represente o que no me cueste. 2 Samuel 24:25 “…y cesó la plaga…”. Efesios 5:1-2, la única ofrenda que quita toda la plaga, toda maldición, todo pecado, toda iniquidad, es la sangre de Cristo. El cordero de Dios, el hijo de Dios es la ofrenda por excelencia, Hebreos 10:10-14.

 

Toda plaga en tu vida, en tu familia, en tus finanzas, en tu empresa, en tu ciudad, en tu nación es rota, anulada y cancelada por el poder de la sangre de Jesucristo.

 

2018 AÑO DEL PORTAL ABIERTO

TE BENDICE; TU APÓSTOL

 

 

 

DESCARGA LA LECCIÓN 11 DALE CLICK AQUI:

 

 

 

 

 

 

Please reload

V.E.R. Recientes

Lección 10 - 2019 - TU FE SIEMPRE SERÁ PROBADA

March 17, 2019

1/10
Please reload

Please reload

Archivo
Please reload