© 2018 by Ministerio Cristiano RenovaSión .

  • Twitter Classic
  • Google Classic

V.E.R. - VIDAS EN RENOVASIÓN

DESCARGA EL ALTAR DE LA SEMANA
Registro V.E.R. 
CLICK AQUI
Descarga la planilla de registro V.E.R. con ella llevarás el control de asistencias y peticiones de oración, un grupo de intercesores estará orando semanalmente por tu hogar y miembros registrados.

Descarga la lección de la semana

Lección 41- 2016- Propósito de la Unción

November 27, 2016

Salmos 89:20 “Hallé a David mi siervo; Lo ungí con mi santa unción”. En el ámbito ministerial o de servicio, el poder es llamado UNCIÓN. La unción es Dios haciendo sus obras usando nuestra humanidad. Ungir es apartar, consagrar, santificar para un propósito. Uno de los ingredientes del aceite de la santa unción era mirra excelente, que representa los sufrimientos, padecimientos, quebrantos, pruebas, tribulaciones y persecución, también representa el precio que pagamos por la unción. Mucha gente quiere la unción pero no está dispuesta a pagar el precio de portarla. La vida de David nunca más fue la misma desde el día que fue ungido. Se le levantó la familia, los hermanos no querían ni verlo, Saúl lo persiguió para matarlo.

La unción no es para cobardes, es para gente dispuesta a darlo todo incluso su propia vida. La unción tiene un precio muy alto, pero la unción del Espíritu Santo en tu vida es el depósito para recibir la Gloria de Dios. La unción nos habilita para hacer cosas sobrenaturales que humanamente no lograríamos. Nos empodera para cumplir nuestro propósito.

 

No confundas unción con talento. Mucha gente confía y depende solamente de sus dones pero no se trata de cuan talentoso es usted sino de que tan ungido esté. Existen personas sin mucho talento pero que cuando adoran traen la presencia de Dios. Yo creo que los dones y talentos hacen falta pero debemos depender por completo de la unción del Espíritu Santo. Un manto representa autoridad, cobertura o protección. En el área espiritual la palabra manto también tiene un significado extenso y profundo. Incluye gloria, bondad, poder, excelencia, nobleza, autoridad, fortaleza, esencia. La unción viene de Dios al hombre pero la impartición viene de un hombre a otro por la voluntad de Dios. Hay personas que tienen una gran unción pero no tienen la habilidad de impartirla. En las décadas de los años 50 y 60 Dios levantó muchos hombres con el fin de traer un gran avivamiento por medio de sanidades, milagros, señales y maravillas pero la mayoría de ellos no cayeron en cuenta que la unción y la gracia que habían recibido era para enseñar, entrenar y equipar a la iglesia, lo hicieron solos y no transfirieron o impartieron su manto (su unción) para que otros continuaran.

 

Hoy admiramos a esos generales de Dios, pero lamentablemente la unción que estuvo sobre ellos también murió con ellos, no le enseñaron a la iglesia a fluir en el mismo poder sobrenatural tal como Jesús lo hizo con los discípulos. No te lleves tu mato a la tumba, impártelo. La impartición es una intervención del Espíritu Santo quien toma del don de un hombre y le da una medida a aquellos que la anhelan, es una transferencia de una persona a otra por la cual se reciben dones. ¿Cuál es el propósito de la unción?

Si no sabes para qué es la unción no te servirá de mucho tenerla. Lucas 4:18 (leer) la palabra clave aquí es “para”. Ninguno de los propósitos aquí establecidos es para un beneficio egoísta o personal sino que la intención es bendecir a otros. La unción es para sanar a los enfermos, para expulsar demonios, para predicar el evangelio, para hacer milagros, y sobre todo para que Jesús sea exaltado y glorificado.  Para ello fuimos ungidos, separados, apartados, consagrados. La unción no es para auto promocionarse, no es para sacar ganancias deshonestas, no es para creernos superiores a los demás, es para servir a la gente y que el nombre de Jesús sea exaltado.

 

Es necesario saber esto, que usted nunca podrá tener y ponerse un manto nuevo si no se despoja de la vieja capa de la religión y las tradiciones. Si no está preparado para deshacerse de lo viejo tampoco lo estará para recibir un manto nuevo. Trabajar para Dios, servir a Dios no es tarea fácil primeramente Dios no nos ha llamado a nada fácil así que tenemos que prepararnos para pagar el precio. Si usted no respeta un manto, si lo crítica lo juzga y lo rechaza usted no podrá recibir de ese manto. DIOS TE ESTÁ BUSCANDO PARA UNGIRTE ¿ESTÁS DISPUESTO A PAGAR EL PRECIO?

 

 

TE BENDICE; TU APÓSTOL

“AÑO DE LA DOBLE HONRA”

 

 

DESCARGA LA LECIÓN 41 AQUI:

 

 

 

Please reload

V.E.R. Recientes

Lección 10 - 2019 - TU FE SIEMPRE SERÁ PROBADA

March 17, 2019

1/10
Please reload

Please reload

Archivo
Please reload