© 2018 by Ministerio Cristiano RenovaSión .

  • Twitter Classic
  • Google Classic

V.E.R. - VIDAS EN RENOVASIÓN

DESCARGA EL ALTAR DE LA SEMANA
Registro V.E.R. 
CLICK AQUI
Descarga la planilla de registro V.E.R. con ella llevarás el control de asistencias y peticiones de oración, un grupo de intercesores estará orando semanalmente por tu hogar y miembros registrados.

Descarga la lección de la semana

Lección 16- “Sobre las nubes”

May 20, 2015

 

Éxodo 40:34-35 “Entonces una nube cubrió el tabernáculo de reunión, y la gloria de Jehová llenó el tabernáculo. Y no podía Moisés entrar en el tabernáculo de reunión, porque la nube estaba sobre él, y la gloria de Jehová lo llenaba”.

 

Las altas montañas y los empinados montes nevados desaparecen a treinta mil pies de altura, al subir bien alto, el viento sopla de nuevo, nos acercamos a las nubes. Esa brisa que hace vibrar el avión, nos indica que penetraremos las blancas y espumosas nubes del cielo, súbitamente entramos a las nubes. Aleluya, al estar allí todo cambia no se ve para nada la tierra. No se observan los campos, los bosques ni los árboles ni nada. Una paz excelsa percibe el cansado y agitado viajero, la blancura de las nubes es sin igual la Belleza y esplendor sobrecogen, hacen soñar. Dentro de las nubes y sobre ellas, la nave se desliza suave, tranquila casi imperceptiblemente, dentro de la nube no te acuerdas de nada, estás en el cielo. Ni siquiera observas la tierra has subido demasiado alto.

 

Allí ves la mano poderosa de Dios. Allí observas Su mano creativa. El te impresiona, El te emociona. Allí literalmente le adoras dentro de la nube. ¡Qué paz, qué éxtasis, qué bello..! El viaje en avión es como la vida misma del cristiano, puedes volar muy alto o simplemente nunca levantar vuelo. Muchos cristianos maduros prefieren volar ellos hacen esfuerzos, ayunan y oran, no quieren por nada quedarse aquí abajo en la tierra. Ellos quieren subir muy alto no importa cuánto vire el avión, no importa cuán bruscamente la nave suba o baje ellos sólo quieren llegar hasta “la nube”, la nube de la gloria y presencia del Señor, Hay otros cristianos que prefieren quedarse aquí abajo, con los pies en la tierra ellos no quieren volar, ni soñar, ni nada quieren seguir asidos a las cosas terrenales, quieren seguir mirando montañas de alturas para ellos inalcanzables.

 

Así, sin fe, sin valor, sin nada, probablemente jamás despeguen del suelo Probablemente sigan mirando a lo alto, a los otros que determinados y valientes penetran las nubes. Que importante fue la nube de Dios para Israel, era la presencia manifiesta de Dios con ella tenían victorias, provisión y gozo Dios hacía sombra encima de ellos y por la noche esa misma nube, que era la Presencia Divina, tomaba su manifestación por medio de una columna de fuego, esta servía para guiarles en la noche y para protegerles del frío; en fin, hablar de la nube era hablar de Dios, de Su Presencia, Sus dones y provisión. La nube garantizaba alimento, voz divina, guía y protección del cielo, la nube de gloria garantizaba la presencia de ángeles, del Espíritu santo y de la unción prometida.

 

 

 

Adentro de Su nube olvidamos lo terrenal, lo carnal y lo que rodea nuestras circunstancias dentro de la nube sólo somos siervos, sus adoradores y sus hijos Dentro de la nube no se ve la tierra, sólo somos conscientes de El, allí no nos importa nada, allí está El, con Su hermosura y Su belleza sin igual , allí están las respuestas, Sus respuestas, allí está la paz, el gozo y la protección en la nube está El y en El está resuelto todo,  allí los problemas se van, las grandes montañas pierden su estatura y las grandes barreras humanas se derrumban.

 

En la nube está El allí hay perdón, luz y misericordia Allí está El, allí hay deleite, quietud y visión Allí hay poder, dones y gloria Allí hay virtud sanadora, restauración y potencia divina, Allí… en la nube.

¡Qué gran secreto, qué descubrimiento! , por qué no tratamos de llegar hasta allí acabarían entonces nuestras penas, nuestras luchas y congojas. Olvidaríamos esta tierra con sus placeres y deseos olvidaríamos las circunstancias que nos rodean y perderíamos de vista a los demonios, gloria a Dios. Si pudiéramos llegar hasta allí y permaneciéramos ahí, en las nubes, todo cambiaría. Todo sería distinto y la victoria sería nuestra.

 

Si subiéramos hasta la nube seríamos otros, más santos, más puros, más buenos. si subiéramos hasta allí le conoceríamos más y le serviríamos mejor.

Oh Iglesia, si subiéramos hasta estar dentro de la nube tendríamos poder, paz y gozo del Espíritu Santo. Tendríamos valor, victoria y desde luego Su gloria. Amén.

 

¡Oh Espíritu Santo, llévanos hasta tu nube! 

 

Fuente: www.ronychaves.org

                                         

TE BENDICE; TU APÓSTOL

 

DESCARGA LA LECCION 16 AQUI:

 

Please reload

V.E.R. Recientes

Lección 10 - 2019 - TU FE SIEMPRE SERÁ PROBADA

March 17, 2019

1/10
Please reload

Please reload

Archivo
Please reload