© 2018 by Ministerio Cristiano RenovaSión .

  • Twitter Classic
  • Google Classic

V.E.R. - VIDAS EN RENOVASIÓN

DESCARGA EL ALTAR DE LA SEMANA
Registro V.E.R. 
CLICK AQUI
Descarga la planilla de registro V.E.R. con ella llevarás el control de asistencias y peticiones de oración, un grupo de intercesores estará orando semanalmente por tu hogar y miembros registrados.

Descarga la lección de la semana

Lección 32 - LA GLORIA QUE ME DISTE

October 6, 2014

 

 

 

La Gloria que me Diste

 

Juan 17:22-23 “La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. 23 Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado”.

 

En estos vasos de barro Dios perfecciono y deposito su gloria, somos esos vasos de barro que el alfarero formó con sus manos haciéndonos únicos a cada uno de nosotros pero con un mismo contenido, “SU GLORIA”. Somos portadores de su gloria y esto conlleva una gran responsabilidad, Jesús no sólo oró por aquellos con quienes había tenido un contacto cercano, íntimo; sino por “los que han de creer en mí por la palabra de ellos [sus discípulos]” Ahí estamos nosotros. Jesús tenía bien claro cual era su misión;  y por eso añade: “Yo les he dado la gloria que me diste, para que sean uno” (v. 22). Él nos ha dado su gloria con el único propósito de que seamos uno. Sin embargo, para “ser uno” tenemos que ser portadores de su gloria, y para ser portadores de su gloria presta atención a la oración que Jesús hizo al padre Por nosotros.

 

1) Jesús es el hijo de Dios, el Salvador que quita el pecado del mundo. Él ha restaurado nuestra relación con Dios. Es a través de Él que podemos ser aceptos ante Dios, porque su sangre nos ha limpiado ¿Cuál es el propósito?  Que ellos sean uno en nosotros.

 

2) Tenemos que ser Perfectos en unidad. “Yo en ellos y tú en mí”, para que ellos sean perfectos en unidad ahora no es sólo que sean uno, sino una unidad perfecta, una comunión íntima entre Jesús y nosotros, más el Padre en Jesús. ¿Cuál es su propósito? Ya no es sólo que crean, sino para que “el mundo conozca que tú me enviaste” (v. 23), y añade, “y que los has amado a ellos como también a mí me has amado”.

 

3) Nuestro cuerpo se constituye el Arca del nuevo pacto: ya no vivo yo más ahora vive Cristo en mí, ahora la gloria de Dios reposa en nosotros por el mérito de la sangre de Jesús, esto nos hace reflexionar y ser determinantes en decir no al pecado y a la vana manera de vivir.

 

Amémonos los unos a los otros y seamos Uno en la unidad de la Gloria de Dios

 

 

AÑO 2014, AÑO DE PUERTAS ABIERTAS

TE BENDICE; TU APÓSTOL

Juan 17:22-23 “La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. 23 Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado”.

 

En estos vasos de barro Dios perfecciono y deposito su gloria, somos esos vasos de barro que el alfarero formó con sus manos haciéndonos únicos a cada uno de nosotros pero con un mismo contenido, “SU GLORIA”. Somos portadores de su gloria y esto conlleva una gran responsabilidad, Jesús no sólo oró por aquellos con quienes había tenido un contacto cercano, íntimo; sino por “los que han de creer en mí por la palabra de ellos [sus discípulos]” Ahí estamos nosotros. Jesús tenía bien claro cual era su misión;  y por eso añade: “Yo les he dado la gloria que me diste, para que sean uno” (v. 22). Él nos ha dado su gloria con el único propósito de que seamos uno. Sin embargo, para “ser uno” tenemos que ser portadores de su gloria, y para ser portadores de su gloria presta atención a la oración que Jesús hizo al padre Por nosotros.

 

1) Jesús es el hijo de Dios, el Salvador que quita el pecado del mundo. Él ha restaurado nuestra relación con Dios. Es a través de Él que podemos ser aceptos ante Dios, porque su sangre nos ha limpiado ¿Cuál es el propósito?  Que ellos sean uno en nosotros.

 

2) Tenemos que ser Perfectos en unidad. “Yo en ellos y tú en mí”, para que ellos sean perfectos en unidad ahora no es sólo que sean uno, sino una unidad perfecta, una comunión íntima entre Jesús y nosotros, más el Padre en Jesús. ¿Cuál es su propósito? Ya no es sólo que crean, sino para que “el mundo conozca que tú me enviaste” (v. 23), y añade, “y que los has amado a ellos como también a mí me has amado”.

 

3) Nuestro cuerpo se constituye el Arca del nuevo pacto: ya no vivo yo más ahora vive Cristo en mí, ahora la gloria de Dios reposa en nosotros por el mérito de la sangre de Jesús, esto nos hace reflexionar y ser determinantes en decir no al pecado y a la vana manera de vivir.

 

Amémonos los unos a los otros y seamos Uno en la unidad de la Gloria de Dios

 

 

AÑO 2014, AÑO DE PUERTAS ABIERTAS

TE BENDICE; TU APÓSTOL ELISEO DÁVILA

 

DESCARGAR LECCION 32- LA GLORIA QUE ME DISTE HACIENDO CLICK AQUI

Please reload

V.E.R. Recientes

Lección 10 - 2019 - TU FE SIEMPRE SERÁ PROBADA

March 17, 2019

1/10
Please reload

Please reload

Archivo
Please reload